Estás construyendo tu casa y es hora de saber de qué material serán tus paredes.
Tienes pensado en darle un toque rústico, pero todavía no sabes cuál es la mejor opción para ello. Siempre has querido una pared de piedra, pero aquí te decimos porque un azulejo tipo piedra es la mejor idea.

Tiempo

Una de las desventajas de tener una pared de piedra es el tiempo en que tarda su construcción, ya que es muy tardado la edificación de muros con este tipo de material,

además de que es necesario tener a alguien especializado en ese tipo de paredes, ya que no cualquiera lo puede hacer de la manera correcta.

Por otro lado, los azulejos estilo piedra son colocados de una manera más sencilla por lo que el tiempo es menor, así no se retrasará el avance de la construcción y también cualquier persona que coloque revestimientos de paredes lo puede hacer sin ningún problema.

Humedad

Uno de los principales problemas que presentan la pared de piedra es la humedad que acumulan y si no tiene mucho cuidado puede aparecer con muchísima facilidad, dejando manchas y un ambiente siempre húmedo en tu casa. En el caso de los azulejos es todo lo contrario, ya que son excelentes contra la humedad y evitan que se filtren.

Reparación

En caso de que la pared de piedra necesite ser reparada es muy complicado hacerlo y también muy costoso. En el caso de que estés pensando hacer un cambio de apariencia o modificación en el futuro, este tipo de paredes no es conveniente. En cambio, con los azulejos para pared es muy sencillo, en caso de que una parte necesite ser reparada, sólo se cambian algunos bloques.

Ahora que ya conoces cuál es la mejor opción para el revestimiento de paredes sin perder el estilo rústico que tienes en mente, es momento de elegir los azulejos tipo piedra que mejor te gusten.